Seguidores

domingo, 27 de noviembre de 2011

HOMENAJE A TODOS LOS MAESTROS



          Hoy celebramos la festividad de san José de Calasanz, uno de los grandes precursores de la pedagogía moderna que dedicó toda su larga vida a la educación de los más jóvenes. Abrió la primera escuela pública y gratuita de la historia, y  gracias a ella tuvieron cabida en la educación  una gran cantidad de niños huérfanos y pobres que vivían en las calles.
          Por toda la gran labor que desarrolló como docente,  san José se ha constituido como nuestro patrón.
          Cuando yo empecé a trabajar, allá por los años 80,en el mismo corazón de La Mancha, era costumbre no tener clase este día y los compañeros aprovechábamos para ir a comer todos juntos , y con alegría y buen humor compartíamos anécdotas y experiencias propias de nuestra profesión. Con el paso del tiempo esa costrumbre se ha ido perdiendo, y ahora ya ni siquiera se celebra esta festividad. El "día del docente", como se llama ahora va cambiando de una fecha a otra y ya no es un día fijo,las nuevas generaciones no conocen estas costumbres, pero a mí y a otros muchos compañeros " de los de antes" nos gusta recordar.
          Por eso hoy quiero dedicar esta entrada especialmente a todos los maestros y maestras del mundo, a los que vivís cerca y puedo ver cada día, a los que estáis muy lejos ( al otro lado del mundo) pero muy cerca en mi corazón y pensamiento, a los que trabajaís diariamente por mejorar vuestras clases dejando en ellas  tiempo, esfuerzo, ilusiones... a los jóvenes que acaban de empezar con pasos vacilantes, a los experimentados que ya conocen el terreno, a los que se están preparando para tomar el relevo.... y, sobre todo, muy especialmente a los que ya lo habéis dado todo y disfrutáis ahora vuestro merecido descanso.
          Para todos vosotros he preparado estos trabajos con mucha ilusión para no olvidar nunca que, cuando haya caído en el olvido cada detalle de lo que enseñamos, quedará grabado en el corazón del niño-adulto nuestra palabra de consuelo, nuestra caricia, nuestra sonrisa y entusiasmo. ¡¡¡FELIZ DÍA, COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS!!!


















                             
 










 GRACIAS POR LOGRAR QUE APRENDER NO SEA TAREA SINO PLACER

GRACIAS POR LIBERARNOS DEL MIEDO

GRACIAS POR ABRIR NUESTRAS MENTES

GRACIAS POR COMPRENDERNOS A TODOS Y DEDICARNOS EL TIEMPO QUE CADA UNO NECESITA

              GRACIAS POR ESTAR AHÍ

  Educar es lo mismo
que poner motor a una barca…
hay que medir, pesar, equilibrar…
… y poner todo en marcha.
   Para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino…
un poco de pirata
un poco de poeta…
y un kilo y medio de paciencia concentrada.
Pero es consolador soñar
mientras uno trabaja,
que ese barco, ese niñ
irá muy lejos por el agua.
Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia puertos distantes,
hacia islas lejanas
Soñar que cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca,
en barcos nuevos seguirá
 nuestra bandera enarbolada.
                                                                                           Gabriel Celaya

Este precioso regalo le he recibido esta mañana de una compañera y amiga especial., Begoña (http://abeduletxealur.blogspot.com/. Quiero mostrarlo y dedicároslo a todos vosotros, amigos y seguidores, pero especialmente a los que compartimos profesión.


También para que el día sea completo, en el blog
 http://la-lengua-de-la-mariposa.blogspot.com/ 
podréis encontrar un "sobroso" regalo

martes, 22 de noviembre de 2011

VOLANDO POR EL PAÍS DE LOS CUENTOS


           Hacer que los niños amen la lectura y desarrollar su sensibilidad hacia la palabra escrita, es una de las tareas más bonitas y más importantes que tanto padres como educadores tenemos por delante. Es también un trabajo que debemos empezar cuanto antes, a edades muy tempranas, incluso cuando el niño todavía no sabe leer, y a medida que se va haciendo mayor iremos añadiendo más elementos y libros más complejos.

          Existen numerosas técnicas para hacer que los niños recorran con ilusión las páginas de un libro. En las escuelas y colegios se desarrollan habitualmente y se llevan a cabo planes de animación a la lectura muy interesantes y cada vez más atractivos.

         Hoy quiero compartir con vosotros, queridos amigos y seguidores, un recurso que a mí me gusta especialmente. Es el de convertir al niño en creador de sus propias historias, hacerle volar, soñar, inventar lo que le gustaría ser, lo que no será jamás o cualquier disparate al que su imaginación le lleve. Pero, ocurre a veces, sobre todo cuando los niños son mayores y han perdido su espontáneidad de tiempos atrás,que no se les ocurre qué inventar, o que lo que se les ocurre está muy usado y carece de toda originalidad. En estos casos hay que ayudarles un poco. Yo lo hago (basándome en Rodari) de la siguiente manera.

         Hago seis barajas de cartas. En la primera baraja pongo en cada carta una opción para empezar el cuento, en la segunda , un personaje en cada carta, en la tercera un lugar en el que se desarrollará la historia....así sucesivamente, según se muestra más abajo. Ellos eligen al azar una carta de cada baraja y con la combinación que les salga forman su historia. Estas son la opciones:


ASÍ EMPIEZA NUESTRO CUENTO
  • Una noche de invierno
  • Todos los días del año
  • Había una vez
  • Habíamos caminado todo el día
  • En verano
  • Hace mucho tiempo
  • Una bonita mañana de primavera
  • Érase una vez


ESTE SERÁ EL PROTAGONISTA
  • Un gigante
  • Un niño
  • Un enano
  • Una maestra
  • Una gata
  • Una madre
  • Una princesa
  • Una reina
  • Una flor
  • Un árbol
  • Una niña
  • Un hada
  • Un leñador
  • Un superhéroe
  • Un león
  • Un padre
  • Un rey
  • Una hormiga
  • Un duende
  • Un príncipe

EN ESTE SITIO SUCEDERÁ LA HISTORIA
  • Un camino
  • Una ciudad
  • Un bosque
  • Una isla
  • Una cueva
  • Un museo
  • Una casa
  • Un barco
  • Un país
  • El campo
  • Un colegio
  • El fondo del mar
  • Una montaña
  • Un zoológico
  • Un castillo
  • Un parque
  • un avión
  • Una carretera

UN OBJETO MÁGICO
  • Un anillo
  • Un lápiz
  • Un sombrero
  • Un reloj
  • Un martillo
  • Una pulsera
  • Un patinete
  • Una capa
  • Un juguete
  • Un tesoro
  • Un vestido o traje
  • Un mensaje
  • Una moneda
  • Una cuerda
  • Un bisturí
  • Un tomate
  • Un trozo de carne

ESTO FUE LO QUE LE PASÓ AL PROTAGONISTA
  • Escapó de un sitio
  • Se escondió
  • Subió a lo alto
  • Cogió un vehículo
  • Perdió algo
  • Se perdió
  • Escribió algo a alguien
  • Rescató a alguien
  • Se sorpendió por algo
  • Recibió una sorpresa
  • Se desmayó
  • Habló con alguien
  • Imaginó cosas
  • Hizo un truco
  • Se convirtió en algo
  • Desapareció
  • Jugó a algo
  • Escondió algo


Y ASÍ TERMINAMOS NUESTRO CUENTO
  • Y como me lo contaron lo cuento
  • Y colorín colorete, por la chimenea sale un cohete
  • Y fueron felices y comieron perdices
  • Y todo el muindo estuvo d eacuerdo y bailaron para el recuerdo
  • Y vivieron grandes penas los que robaron a manos llenas
  • Y colorín colorado, este cuento se ha acabado
  • Y fueron felices y se besaron las narices
  • Y se quedaron pensando...


         Con la mezcla al azar conseguimos que los elementos de la historia están alejados y por consiguiente que la lectura del cuento inventado tenga más interés y sorprenda de forma grata al lector.

         Espero que con estas ideas os salgan bellas historias que puedan servir para ilusionar a los niños y desarrollar su imaginación, además de su gusto y afición por la lectura.

sábado, 19 de noviembre de 2011

domingo, 13 de noviembre de 2011

EL NIÑO QUE NO OBEDECE

                                                       


          Cuando los niños no quieren seguir las órdenes que se les dan, suele generar situaciones muy frustrantes. Los padres o los educadores pueden terminar cansados de discutir o regañar, y por evitarlo, en ocasiones, hacen ellos mismos la tarea y el niño se sale con la suya.
           ¿Pero por qué sucede esto?
           Los niños ignoran las órdenes porque han aprendido el tiempo exacto que tardará el adulto en enfadarse,en desistir y en hacer él mismo la tarea que se le había ordenado. La falta de respuesta ante una orden es pura rebeldía, y muchas veces se produce porque las personas mayores no sabemos pedir las cosas.
          Vamos a ver aquí algunas soluciones que han demostrado ser eficaces y que pueden ser útiles para los niños a  los que les cuesta obedecer.


1.-SER CLARO Y CONCISO  
Debemos decir lo que queremos con palabras sencillas y comprensibles, sin dar las cosas por sentadas y limitando el número de demandas. No se puede decir "limpia tu habitación" porque el niño puede que no tenga claro lo que eso significa, en su lugar debemos pedirle cosas concretas "recoge tu escritorio" "haz la cama" "coloca los juguetes en su lugar"...enseñarle paso a paso lo que tiene que hacer. Cuando  conozca bien estas tareas, le podremos decir que limpie su habitación.

2.- SER FIRME SIN SER DICTATORIAL
No se le puede dar la elección "¿quieres limpiar tu habitación?", sino ser siempre firme,y en todo caso utilizar alguna motivación  como " Apuesto a que recoges los juguetes antes de que cuente diez"

3.-HACER QUE EL NIÑO NOS ATIENDA
Con frecuencia los niños están tan inmersos en sus juegos que no se dan cuenta ni de lo que les decimos.Para asegurarnos de que ha oído y entendido lo que le hemos dicho, le pediremos que nos mire a los ojos mientras hablamos y que repita lo que le acabamos de decir.Esta técnica es muy útil para los niños que son distraídos y prestan poca atención.

4.- CONVERTIR LA TAREA EN UN JUEGO
No olvidemos nunca que el trabajo de un niño es jugar. Si convertimos lo que queremos que haga en un juego, será muchísimo más fácil que nos obedezca. Por ejemplo "Vamos a echar una carrera, a ver en cuanto tiempo eres capaz de recoger tus juguetes. Preparados, listos, ya. Fantástico, solo has tardado cinco minutos. Ahora te quedará todo el tiempo para jugar"

5.- CONTROLAR LA TAREA QUE HACE
Esta es la mejor manera de comprobar que el niño hace lo que se le ha mandado, pero siempre de forma positiva, observándolo mientras lo hace, sin prestar demasiada importancia a los fallos y sin convertirnos en sargentos.

6.- ELOGIAR SU TRABAJO
La clave para animar al niño a obedecer es ser siempre positivo. Alegrarse de lo bien que lo ha hecho y darle siempre las gracias, reconociendo su labor. También se le puede recompensar con algo que a él le guste. Por ejemplo: "Hemos trabajado mucho esta mañana para limpiar la casa, ahora vamos a descansar en el jardín comiéndonos un trozo del pastel que tanto te gusta".

          Estas son algunas tácticas que se pueden emplear para solucionar el problema de los niños desobedientes, sin embargo a pesar de todo puede seguir habiendo niños que ignoran lo que les pedimos o que se muestran muy poco colaboradores, en esos casos la falta de respuesta a la demanda debe tener una consecuencia. Si el niño se niega, por ejemplo a recoger sus juguetes, se le puede dar esta alternativa            " Debes recoger ahora, o te vas castigado y  recoges después".  Otra táctica es guiarle de la mano hasta donde queremos que vaya o utilizar el tiempo fuera de juego, que consiste en dejar al niño apartado, sin que haga nada durante un tiempo determinado, pasado el mismo se le vuelve a dar la orden.

          Y para terminar, simplemente añadiré, que todos estos consejos se pueden resumir en solo tres palabras, "claridad, firmeza y positivismo", y por supuesto, muchísima paciencia, no perder nunca los nervios, que el niño nos vea siempre firmes en nuestro puesto, si lo hacemos así tendremos el éxito asegurado.