Seguidores

domingo, 29 de enero de 2012

EL NIÑO TÍMIDO


          Como todos sabemos la timidez es una emoción que afecta, sobre todo, a las relaciones con las personas, en algunos casos puede estar tan marcada que limita la vida social  del que tiene este tipo de comportamiento. Es producto de la falta de seguridad y de confianza en uno mismo. Según algunos estudios realizados dos de cada cinco personas se consideran tímidas. Los niños la pueden sufrir desde muy temprana edad y por eso en la escuela tenemos que estar atentos a aquellos que son vergonzosos, que les cuesta hacer amigos, que están siempre solos o que que no quieren leer o hablar en público. Todos estos son signos que nos inducen a pensar que se trata de un caso de timidez. Es el momento de ponernos en marcha y evitar que, sin querer, vaya a más.
        
          Aquí os dejo algunos recursos para tratarla en vuestras clases

CUENTO MOTIVADOR
Podemos empezar con una pequeña asamblea en la que contamos y comentamos un cuento relacionado con el tema

EL MISTERIO DE LA MONEDA DESAPARECIDA



          La urraca se dio cuenta de que le faltaba una de sus monedas más preciadas, e hizo llamar a los mejores detectives del bosque, la Liebre y el Ratón. El ratón era algo más listo y sagaz que la liebre, así que sus pistas y razonamientos le llevaron pronto al gran laberinto de túneles bajo el bosque. Al entrar, vio al señor topo, pero como el ratoncillo era muy tímido, no se atrevió a decirle nada, y anduvo por allí buscando la moneda. La liebre también era un gran detective, así que poco después llegó allí, y como no era nada vergonzosa, lo primero que hizo fue preguntarle al topo si sabía donde estaba la moneda. El topo resultó estar encantado de guiarle porque la moneda llevaba tiempo molestándole, y finalmente la liebre se llevó la recompensa.
          Pero el ratoncillo, que vio suceder todo aquello, aprendió mucho, y desde entonces nunca dejó que la timidez le estropeara su buen trabajo, y se convirtió en el mejor detective del bosque
http://cuentosparadormir.com/infantiles/cuento/el-misterio-de-la-moneda-desaparecida

HABLAMOS SOBRE EL CUENTO
  • ¿Qué le ocurrió a la Urraca?
  • ¿Quién encontró primero la moneda?
  • ¿Cómo era el Ratón?
  • ¿Por qué no la cogió el ratón?
  • ¿Quién se llevó el premio al final?
  • ¿Te ha pasado a tí alguna vez una cosa parecida?
  • ¿Qué has hecho?
  • ¿Cómo te has sentido?
  • ¿Qué crees que podrías hacer para que no te pasara otra vez?
  • ¿......?
OBJETIVOS QUE QUEREMOS CONSEGUIR

  • Reconocer las actitudes y habilidades propias
  • Aceptarse y estar contento con uno mismo
  • Ser decidido y tomar iniciativas
  • Aceptar los errores
  • Aprender a superar las dificultades
  • Tener confianza en sí mismo
  • Sentirse a gusto dentro del grupo
ACTIVIDADES PARA HACER


  • Conversar con frecuencia sobre la importancia de quererse uno mismo, con el fin de que interioricen la idea de que cada persona es única y especial. Ellos también.
  • Hacer un dibujo de ellos mismos dentro de un grupo : familia, clase, amigos...y comprobar lo bonito que es pertenecer a él.
  • Crear un cuento entre todos con distintos objetos que traemos a clase, y lo damos a conocer al resto del colegio diciendo el nombre de los autores
  • Crear el libro de los aciertos y errores, en el que vamos anotando las cosas buenas y los fallos que tenemos nosotros y otras personas. Con ello vemos que nadie es perfecto.
  • De vez en cuando hacer ejercicios de relajación y respiración, jugando a hacer que somos muñecos de trapo que estamos caídos y todo nuestro cuerpo está desparramado.De este modo aprenderán a controlarse en las situaciones que les generen estres
  • Darles pequeñas responsabilidades para que se sientan importantes y útiles a los demás ( la limpieza y orden en la clase, poner la fecha en la pizarra cada día, repartir o recoger material a los demás compañeros...)
  • Inventar juegos en los que tengan que participar un grupo de niños...
  • Elogiar los pequeños logros
COMPROBAMOS LO APRENDIDO

          Después de haber trabajado la timidez durante algún tiempo, es aconsejable hacer una valoración de lo que hemos conseguido. Este registro nos puede ayudar a comprobarlo:
  • Reconoce algunas cualidades positivas propias
  • Pide ayuda cuando no sabe hacer algo
  • Afronta las dificultades e intenta hacer las cosas aunque le cuesten
  • Opina y habla espontáneamente
  • Mantiene la confianza a pesar de los errores y equivocaciones
  • Se siente integrado y a gusto en el grupo-clase
  • Expresa sus logros
RECETAS SABIAS PARA PROFES

  • Cuando los niños reconocen sus cualidades, habilidades y recursos, se sienten bien consigo mismos y alcanzan mayor confianza en sus capacidades
  • Es importante no dramatizar los errores, sino convertirlos en elementos de aprendizaje
  • Todo niño se valora a sí mismo tal como haya sido valorado. Es mucho lo que los maestros y compañeros aportan  a la visión de sí mismo.
          Espero que todos estos recursos os sirvan de ayuda para vuestros niños tímidos. No olvidéis que si no se trata bien puede llegar, en el futuro, a provocar complejos y otros problemas que dificulten en gran medida, la seguridad en uno mismo y las relaciones con los demás.

domingo, 22 de enero de 2012

¡¡¡A CREAR CUENTOS!!!



          Como ya sabéis Rodari fue un maestro en el arte de contar y escribir cuentos para niños. Para muchos de nosotros la obra de Rodari es imprescindible porque fue el auténtico pedagogo de la imaginación.  Defendió a capa y espada la creatividad de los niños en el aula y nos ha quedado como un ejemplo a seguir, pues aunque sus líneas de trabajo fueron expuestas hace ya unas cuantas décadas, no han perdido su frescura y siguen vigentes como el primer día.
          Hoy quiero resaltar aquí algunas de ellas que se pueden emplear en nuestras clases de animación a la lectura para hacerlas alegres,divertidas y renovadoras.  A los niños les encanta que les cuenten el mismo cuento una y otra vez, pero cuando ya no hay nada nuevo que decir, podemos intentar cambiar algo. Puede que al principio nuestros pequeños oyentes se irriten, pero cuando terminemos se lo habrán pasado muy bien y entre todos habrán sido capaces de crear una historia diferente.

JUEGOS CON CUENTOS

Cuentos del revés


Se trata de trastocar el tema o los personajes de un cuento de forma premeditada. Por ejemplo que Blancanieves sea fea y la bruja guapa, que Caperucita engaña al Lobo, Hansel y Gretel le hacen la vida imposible a la pobre bruja que es viejecita y solo quiere la compañía de los niños para contarles cuentos por las noches...
Los cuentos vistos desde el otro lado del espejo pueden ofrecernos una gran variedad de relatos y posiblilidades en todas las direcciones.

Ensalada de cuentos



Como su nombre indica se trata de mezclar cuentos ( temas, personajes, objetos...)
Por ejemplo: Pulgarcito y sus hermanitos encuentran cobijo en la casa de los tres cerditos, se ponen a jugar a las cartas, el lobo los espía desde la ventana envidioso porque también él quiere jugar, y así intentará mil cosas para entrar y todas le saldrán mal...

Plagiar cuentos



Consiste en copiar la estructura de los cuentos, pero cambiando los personajes, sus relaciones, el tema...en definitiva dejar volar la imaginación todo lo que se quiera, incluyndo las situaciones disparatadas.

El intruso


En una serie de palabras relacionadas con un cuento determinado, introducimos una que no tiene nada que ver. A partir de ahí reinventamos el cuento con esa palabra que se nos ha colado. Por ejemplo:
-Caperucita, Lobo, casita, bosque, abuelita,ordenador
-Blancanieves, bruja, enanitos, bosque, manzana,coche de bomberos

La lista de ideas para mejorar nuestras clases de creación literaria podría continuar. Hoy en día hay muchos lugares en Internet donde nos podemos meter para crear cuentos, pero para mí no hay nada como los que crea la propia imaginación, sin modelos encorsetados

martes, 17 de enero de 2012

¿CÓMO ELOGIAR A LOS NIÑOS?



          En numerosas ocasiones los adultos centramos la atención en las conductas negativas de los niños más que en las posotivas. Por ejemplo, cuando dos niños están jugando tranquilamente no les prestamos atención, pero si esos mismos niños se pegan, entonces dejamos lo que estamos haciendo y vamos a reprenderles.Si actuamos repetidas veces de esta manera aprenderán que portándose mal, van a obtener la atención que no consiguen si se portan bien. Ellos necesitan atención y la van  aconseguir sea como sea, si nosotros sólo nos fijamos en sus conductas negativas lo harán con estas conductas, pero si les prestamos atención cuando se portan bien estaremos reforzando ese comportamiento.
          Si nos acostumbramos a elogiar al niño cada vez que hace una cosa bien enseguida nos daremos cuenta que los elogios pueden, no solo cambiar una conducta no deseada sino hacer que aparezca una nueva.
         A pear de todo, muchos padres son reacios a elogiar a sus hijos porque temen que se acostumbren demasiado y quieran ser siempre el centro de atención. Esto puede ocurrir cuando se hace de una manera indiscriminada y sin atender a unas pautas, pero si se usan unas directrices adecuadas veremos que el elogio es una técnica muy eficaz, y que en algunos casos puede hacer milagros.
         Ahora bien, qué debemos tener en cuenta para que el elogio sea efectivo:
  1.  Elogiar la acción que se hace bien y nunca la manera de ser del niño
Hay muchos padres que dicen " Este niño es un egoísta, un desobediente..." y son incapaces de ver algo positivo en él. Sin querer le están etiquetando y hacen que el niño se comporte como los demás esperan según lo que les oye decir. Muy al contrario, si queremos que se produzcan cambios, habrá que hacer un esfuerzo por ver las cosas positivas y centrar nuestra atención en las conductas concretas que tiene el niño. Por ejemplo, no se debe decir " Hoy has sido un niño bueno", sino " Hoy me siento orgulloso de tí por haber ayudado a la abuela a limpiar las hojas del patio".De este modo el niño se irá formando una nueva imagen de sí mismo hecha con sus logros.

   2.   Los elogios deben ser concretos y bien definidos

Haremos siempre hincapié en aquellas conductas que se deseen cambiar. Cuanto más concreto sea el elogio , mejor entenderá el niño qué es lo que hace bien y será más probable que lo repita. Por ejemplo, si queremos que recoja sus juguetes, le diremos con frecuencia "¡Qué bien has recogido hoy tus juguetes. Muchas gracias". Si nos cuesta encontrar comportamientos positivos podemos llevar un registro de los mismos y nos sorprenderemos de ver la cantidad de ellos que hay.

   3.   Elogiar los progresos

Debemos empezar a elogiar poquito a poco, comenzando por los pequeños progresos por insignificantes que nos parezcan. Por ejemplo, si al niño le cuesta hacer la tarea le elogiaremos cuando termine una parte de ella, después le iremos pidiendo más.Una vez que el nuevo comportamiento se va asentando, van siendo necesarios menos elogios, y la conducta deseada se convierte en un hábito.

    4.  Elogiar de acuerdo con la edad o características del niño

No todos los niños son iguales y a todos no les gusta que les elogien de la misma manera. Cuando el niño es pequeño se le pueden dar abrazos, besos, muestras de cariño...sin embargo a los que son un poco más mayorcitos le gusta ser discretos, y prefieren un guiño del ojo o que levantemos el pulgar en señal de aprobación. Cada niño es diferente y nosotros debemos estudiar qué elogios son los más eficaces. Sin embargo no debemos olvidar que todo el mundo se cansa de las mismas palabras o frases. Si utilizamos muchas veces lo mismo perderá su eficacia, por lo que es aconsejable ir cambiando y variar la clase de elogio.

     5.  Elogiar de inmediatamente después de producirse la buena conducta

Sobre todo en niños muy pequeños no debe pasar demasiado tiempo entre la buena conducta y el refuerzo positivo que le queremos dar, pues de lo contrario el niño se sentirá perdido y no sabrá muy bien a qué se debe el elogio. Cuando los niños son mayores se puede espaciar más.

          Y en líneas generales estos son los pasos que debemos seguir en casa o la escuela para aplicar bien el elogio o refuerzo positivo. Si lo hacemos bien, veremos en muy poco tiempo los resutados.