Seguidores

domingo, 30 de junio de 2013

TIEMPOS DE CAMBIO

INTRODUCCIÓN



















La historia que voy a contar ocurrió en España hace cientos de años. Comenzó en mil cuatrocientos noventa y dos, durante el reinado de los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, y tuvo lugar en Toledo, que entonces era una de las ciudades más importantes de España.  Se dice que en plena Edad Media consiguieron vivir en ella pacíficamente, judíos , moros y cristianos, lo que le valió el sobrenombre de "Ciudad de las Tres Culturas", pero con el tiempo fueron las comunidades judía y cristiana las que tomaron más fuerza en detrimento de los árabes
Ambas vivían en paz, pero en barrios separados y sin mezclarse unos con otros. Practicaba cada una sus dogmas religiosos y tradiciones.  Los judíos, aunque eran menores en número, gozaban de negocios florecientes y muchos de ellos habían conseguido llegar a las esferas más altas de la sociedad o tenían oficios de gran prestigio.La Judería toledana se situaba en la zona suroeste, y en ella se alzaban sus ricas viviendas y espléndidas sinagogas que daban prueba de la buena situación económica de la que gozaban la mayoría de los hebreos.
Frente a ellos estaban los cristianos, ocupando el resto de la ciudad en barrios más humildes. Eran superiores en número y su situación socio-económica mucho más desfavorecida. Pero eran mayoría y ejercían la supremacía en sus tradiciones y dogmas religiosos. Y aunque muchos cristianos acudían a veces a los negocios de los judíos o a solicitar sus servicios, la verdad es que sentían auténtica aversión hacia ellos. Sus costumbres y creencias no eran bien toleradas, ni siquiera por la Iglesia, que no pocas veces había instigado para aumentar el odio hacia este pueblo.
Afortunadamente esto solo lo consiguieron en parte, porque pese a sus esfuerzos, aún quedaban por aquellos años gran número de cristianos que respetaban a sus vecinos judíos y los dejaban vivir en paz.
Este es el caso que nos ocupa hoy. Una historia de amor y de odio entre dos pueblos aparentemente irreconciliables, en unos años difíciles y turbulentos, en los que la religión lo ocupaba todo, sin libertad de elección. Es la historia de tres muchachos, de sus dudas y temores, de sus tristezas y sus alegrías, y sobre todo, de la dificultad para mantener su amistad en un mundo plagado de rencillas e intolerancia. Pero también es una historia que tiene a la esperanza como la verdadera protagonista, y en la que triunfará la verdad por encima de todo.

CAPÍTULO 1














A comienzos del año mil cuatrocientos noventa y dos vivía en la Calle del Ángel, un rico platero llamado Isahac Leví de Toledo. Pertenecía a una de las familias más distinguidas de la comunidad judía. Su habilidad en el arte de tallar la plata o el oro, no sólo era bien conocida en todo Toledo, sino que hasta de Sevilla y Granada venían a hacerle encargos. Esto le permitió tratarse con numerosos nobles y personas influyentes de la época, ampliar sus negocios y mejorar las condiciones de su vivienda. En ella nació y vivió una infancia feliz, pese a que sus padres murieron de fiebres siendo él un niño de corta edad, y fue su abuelo Moisés quién tomó las riendas de su educación..Allí fue también donde conoció a Sara, cuando apenas había dejado atrás la niñez, y se estaba convirtiendo en un adolescente largo y espigado.
La primera vez que la vió iba acompañada de su padre, que fue a tratar con su abuelo de un negocio que tenían pendiente.Desde entonces la imagen de la joven Sara quedó grabada en su mente, haciéndole perder el sueño y el apetito. El abuelo, que reconoció en seguida aquellos síntomas, comprendió que la única enfermedad que padecía su nieto era la del enamoramiento, y con las mismas fue a casa de su amigo a pedir la mano de su hija.Éste se sintió muy complacido de emparentar con la familia Leví, con la que siempre había tenido buenos negocios y unas relaciones inmejorables.
Meses después se casaron los dos jóvenes con el beneplácito de las dos familias y se instalaron en la casa que siempre había sido de los Leví de Toledo. Allí también nacieron todos los hijos habidos en el matrimonio.
Al mayor, Moisés, le pusieron el mismo nombre del abuelo y fue el que con mayor interés continuó la tradición familiar en el taller de su padre.
Al segundo le llamaron Yosef y era tan distinto al mayor que ni siquiera parecían hermanos.El primero tímido y poco hablador, el segundo abierto y dicharachero. Siempre dispuesto a la broma o al chiste. Tenía doce años y aún no sabía lo que hacer con su vida.Su padre le enviaba a la escuela rabínica de la Travesía del Arquillo para que aprendiera de los buenos rabinos las enseñanzas del Talmud, pero a Yosef  parecía no interesarle demasiado y prefería pasar el tiempo jugando en la Judería con otros muchachos de su edad. A Isahac le preocupaba que su hijo estuviera tan suelto. Creía que ya tenía edad de pensar en algo más serio que estar todo el día corriendo o arrastrado por el suelo sin hacer nada de provecho que le sirviera en el futuro. Su mujer le tranquilizaba:
-Aún es muy niño. Ya verás como el tiempo le hace cambiar.
-¡ Moisés a sus años ya me ayudaba!
-Si, pero todos los niños no son iguales. Yosef es un buen chico y no cabe duda que aprenderá a ganarse la vida.
Y por último, cerrando el grupo de hermanos, estaba la pequeña Raquel, de cuatro años, sin otro quehacer que seguir a su madre a todos lados pareciendo su sombra...( continuará)


lunes, 24 de junio de 2013

CUADERNO DE COLORES SE VISTE DE VERANO

Realizado por el Hada de los Cuentos

Se acerca el calor, y también las vacaciones. Los docentes estamos ya a las puertas del  merecido descanso veraniego. Atrás van quedando, cada vez más lejos, las programaciones, las reuniones, los claustros, las clases con niños...y se ve el futuro próximo mucho más relajado, cerca de la playa o de la montaña, o simplemente en casa distraidos en otros quehaceres diferentes a los del invierno.
Por eso este blog va a hacer un paréntesis en los temas educativos y vamos a tomar como centro de atención la lectura.
El verano pasado publiqué un trabajo sobre la vida y costumbres de nuestros abuelos en forma de cuento- diario, que gustó mucho a los que lo siguieron. Pues bien, animada por aquella buena acogida , este año me he decidido a publicar otro relato. Esta vez ambientado en la época de los Reyes Católicos, en el momento de la publicación del Decreto de Expulsión del pueblo judío, cómo se vivió aquello y de qué manera removió todos los cimientos de la sociedad judía y cristiana de entonces. Veremos de qué manera afectó a la amistad de unos muchachillos que se encontraban muy lejos de entender toda aquella lista de intransigencias.
El cuento está ambientado en la ciudad de Toledo. Para los que la conozcan verán reconocidos muchos lugares de los que aparecen. Espero que os tenga entretenidos estos dos meses.
Pero hoy, para ir abriendo boca, y como hemos acabamos de estrenar verano y una radiante y espléndida luna llena, os dejo este poema en el día de San Juan y estas ilustraciones.

NOCHE DE LUNA LLENA
Realizado por el Hada de los Cuentos

 En las noches estrelladas de verano
tal como ésta, en la que me encuentro,
me viene el recuerdo de otras noches
que pasaron hace mucho tiempo

-Mamá ¿Damos un paseo?
-Está oscuro, no veremos
-Hay luna llena que ilumina todo el cielo.

Y las dos mujeres se adentran
paseando tranquilas y sin miedo
por el camino de las acacias
que llega a lo alto del cerro.

Las luciérnagas y los grillos las acompañan
con su dulce cantar estivalero,
la luna juega al escondite
entre las ramas de los árboles viejos.

Una estrella se corre en el cielo
y la madre le cuenta a la hija
historias de su infancia,
de sus veranos en el pueblo.

Rodeadas de naturaleza
las dos mujeres disfrutan del momento.
Bañado su cuerpo en plata
intentan después, conciliar el sueño.

Pilar Argés




domingo, 16 de junio de 2013

EL JUEGO COOPERATIVO Y NO COMPETITIVO



De un tiempo a esta parte observo con cierta tristeza como la competición nos rodea en todos los ámbitos y parece que va tomando cada vez más fuerza ( se hacen concursos para ver quién es el mejor, carreras para ver quien llega antes, a ver quién saca las mejores notas, o quien hace mejor esto o aquello...). Personalmente hace tiempo que dejé de hacer estas prácticas en mis aulas, pues siempre ganaban los mismos y siempre eran los mismos los que se quedaban sin  el premio pese a haber hecho, en algunos casos, un esfuerzo mayor que el de los propios ganadores.
Por eso hoy quiero hablaros del trabajo cooperativo y sus beneficios frente al trabajo competitivo.
El trabajo cooperativo no tiene ganadores ni perdedores, ni excluidos ni eliminados, pues no se centra en la competición sino en la participación de todos para conseguir un objetivo común. Todos los niños trabajan juntos y el verdadero interés es la participación.El otro no es un adversario sino un compañero.
Con este tipo de trabajos o juegos conseguiremos eliminar la agresividad que produce la competición, y favorecer otros valores como la solidaridad, la cooperación, la comunicación...facilitando así el encuentro y el acercamiento de unos con otros. De ese modo aquello alumnos que sean un poco más torpes, más lentos, débiles, que se les de peor la actividad...podrán aprender y recibir la ayuda de sus compañeros, y en ningún momento la exclusión o la desvalorización.

ALGUNOS JUEGOS COOPERATIVOS PARA DESARROLLAR EN EL COLE


EL BESO
Todo el mundo corre para no ser pillado por quien se la ligue. Cuando alguien se ve en apuros grita " beso", y se para con los brazos por delante cogidos d ela mano. para seguir jugando, alguien debe meterse entre sus brazos y darle un beso.

EL ENREDO
Todos los jugadores se dan la mano con la condición de que no debe ser con el que tienen al lado. Una vez todos agarrados tratarán de deshacer el enredo sin soltarse de las manos.

SILLAS MUSICALES COOPERATIVAS
Es el tradicional juego de las sillas, pero ahora se trata de que cuando la música se para todos deben sentarse para no poner los pies en el suelo. por supuesto que se pueden sentar varios en una misma silla, cada vez se va eliminando una silla pero no a los jugadores ¿ Cuántos serán capaces de sentarse juntos?

GLOBOS EN EL AIRE
Por grupos de 5 o 6 lanzamos un globo al aire, y se trata de conseguir que no caiga al suelo. Cuando eso ocurra el juego ha terminado.
Los globos se pueden sustituir por pelotas de goma-espuma

PASEO POR EL LAGO ENCANTADO
Con una tiza se delimita un espacio en el suelo.y en su interior se colocan todos los aros que quepan
Imaginamos que es un lago encantado que nadie puede pisar, pues si alguien lo hace se le congela el corazón.Solo se puede pisar el interior de los aros que son las piedras que sobresalen. Se trata de cruzar el lago sin caer en él, pues inmediatamente el jugador se congela y no puede moverse hasta que otro compañero le rescata dándole un beso o un abrazo. El objetivo es que no haya jugadores encantados.

Si queréis más información sobre éstos y otros juegos, podéis pinchar http://web.educastur.princast.es

domingo, 9 de junio de 2013

CUENTO DEL PIRATA MALAPATA

Aquí os dejo una bonita poesía y un dibujo ilustrándola. Es mi último trabajo, bueno uno de los últimos porque siempre estoy enredada con varias cosas a la vez, pero  es uno de los últimos que he terminado. Está  dedicado a un gran amigo mío, " El capitán Malapata", que cumplió años hace muy poquito y con el que he corrido divertidas aventuras por el mundo de los cuentos, del teatro y de la educación.


Cuéntame ese cuento, abuelo,
aquel del pirata fiero,
que luchaba sin espada,
porque sólo la palabra le bastaba,
para derrotar poderosos enemigos,
que en todos los mares eran temidos.
que su ley era la verdad
y su sueño, la libertad.

Cuéntame cómo navegaba,
por la mar de plata y dorada,
sintiéndose el rey del mundo,
 nunca se desvió de su rumbo, 
y aunque condenado a muerte se supiera,
jamás renunció a su bandera,
que ondeaba como una caricia
defendiendo la justicia.

Cuéntamelo, abuelo, despacito,
cuando me vaya a dormir
poquito a poquito.

        El Hada de los Cuentos