Seguidores

lunes, 21 de abril de 2014

CELEBREMOS EL DÍA DEL LIBRO CON ALGO DE MAGIA


Ya se acerca la fecha, el miércoles la tendremos aquí. Será un día bonito e importante que en nuestras aulas no debemos dejar escapar para atraer a los niños al mundo de la literatura.Y pensando y estrujándome la cabeza para sacar alguna idea mágica que sea del agrado de los peques, me he dicho ¿por qué no llenar de ilusión y fantasía esa jornada escolar? ¿Por qué no inundar nuestra clase de misterio, de aventuras, de risas, de emociones...? ¡Podríamos vivir un cuento desde que entramos por la puerta hasta que salimos! ¡Todo el día! Siendo los protagonistas o simplemente espectadores activos. Hechizando el cálculo, los problemas, las lecturas,los mapas...y cualquier otra cosa que nos toque explicar ese día.

  • Podríamos comenzar con una nota misteriosa que los niños se encuentran clavada en la puerta, nada más llegar, lo rodeamos de misterio para darle emoción a la cosa. La nota habla de una princesa que se encuentra encerrada en un castillo por un cruel dragón. Nos pide ayuda para rescatarla, pero para ello hay que pasar una serie de pruebas, leer libros, hacer determinados problemas de clase, escribir un texto sin falta y con limpieza...( lo que se nos ocurra para integrar las tareas ordinarias de clase). Al final entre todos la rescatamos.
  • Otra idea podría ser recibir la visita de un personaje de cuento que se ha perdido ( bruja, pirata, hada, príncipe...) y que estuviera con nosotros durante todo el día, entremezclando sus historias fantásticas con lo que nosotros hacemos. Al final le ayudamos a volver al cuento al que pertenece.
  • Otra idea más. Un pirata que anda buscando su tesoro, y nosotros le tenemos que ayudar a encontrarlo con los mapas y pistas que nos va dejando. El tesoro puede ser un precioso cuento, el comienzo de un bonito libro de cuentos, canciones, poesías que haremos entre todos...

Bueno, y así podíamos seguir sin parar, pues ya sabéis que la imaginación no tiene límites, y que una cosa nos lleva a otra y así infinitamente.
Os dejo también este pequeño trabajo que he hecho para que adornéis vuestros rinconcitos. Al ser el año del Greco he mezclado los dos acontecimientos que nos envuelven en estos días. Mi ciudad, Toledo, que fue también la del Greco, donde vivió y murió, es esta primavera un hervidero de arte, cultura y visitas.


Y un poco de humor, que nunca viene mal






sábado, 12 de abril de 2014

DE VUELTA



Después de más de un mes apartada del blog, vuelvo a aparecer. No ha sido por nada en especial, simplemente necesitaba unas vacaciones blogueras, unas semanitas de descanso y relax, y me las he tomado, sin más. A veces hay que desconectar , desenchufarse y fijar la atención en las cosas tan buenas que tenemos alrededor sin necesidad de estar mirando una pantalla, y me refiero tanto al ordenador, como a la TV, móvil o cualquiera de estos aparatos que han venido a modificar nuestra vida y hábitos, y no siempre para bien.
Hoy, mientras disfrutaba de un delicioso aperitivo en la terraza de mi casa, rodeada de naturaleza y viendo a lo lejos la ciudad de Toledo, pensaba en todas las cosas hermosas que nos perdemos y que tenemos al alcance de la mano sin movernos siquiera del sitio en que estamos. Internet nos acerca a otros mundos y otras personas, nos da la oportunidad de conocernos sin habernos visto nunca y estando al otro lado del mundo. Parece cosa de brujas, como le decía a una amiga cuando hablaba con ella por videoconferencia a miles y miles de kilómetros de distancia, pero no, es un hecho, son las nuevas tecnologías las que lo han logrado. Sin embargo, este milagro, nos hace olvidarnos a veces de las personas que tenemos cerca, de los pequeños detalles que nos rodean día a día y de las pequeñas cosas que nos pueden hacer felices sólo con prestarles algo de atención.
Por eso hay que equilibrar la balanza, quedarse con lo bueno de los avances sin olvidar lo demás. Y lo que toca ahora es descansar, relajarse y disfrutar de las vacaciones de Semana Santa, estar con la familia, los amigos, hacer un pequeño viajecito si la economía nos lo permite, y coger fuerzas para la siguiente etapa.
Así pues, desde mi terraza, os deseo un feliz descanso. Nos volveremos a encontrar dentro de unos días, pero ahora...¡DISFRUTAD A TOPE!