Seguidores

domingo, 1 de diciembre de 2013

PLAN PARA MODIFICAR LA CONDUCTA DE UN NIÑO



No existe padre ni maestro que no se haya tenido que enfrentar alguna vez a un problema de comportamiento con sus hijos o alumnos, respectivamente. Y en muchas ocasiones, cuando se nos agota la paciencia y los recursos de que disponemos, nos entran las dudas e inseguridades sobre nuestra propia capacidad para solucionar el problema. Tranquilos, no hay nadie perfecto. Pero existen soluciones que nos pueden ayudar. Aunque hay que recordar que todos los niños no son iguales, que existen muchas diferencias marcadas por la personalidad de cada uno, la edad, el sexo...y que necesitaremos grandes dosis de paciencia para conseguir cambiar la conducta no deseada, pues es algo que no conseguiremos de la noche a la mañana y más vale que estemos concienciados de ello.
Pero veamos de forma clara y concisa por donde empezar:

  1. CONOCER EXACTAMENTE CUAL ES EL COMPORTAMIENTO QUE QUEREMOS MODIFICAR
Ante todo, lo que hay que tener muy claro es lo que queremos cambiar. Es absolutamente necesario ir paso por paso. Si pensamos que el niño es rebelde hay que analizar cuál es el comportamiento que nos hace pensar que es así ¿ qué es exactamente lo que hace el niño que nos saca de quicio? Hay que aislar el problema. ¿Cómo?  Cogemos una hoja de papel y la dividimos en dos partes. En una vamos anotando las cosas que el niño hace con menor frecuencia, y en la otra las que hace más veces, procurando que cada punto tenga su paralelo.

     2    ELEGIR EL PROBLEMA QUE DESEAMOS CAMBIAR

Una vez cumplido el apartado anterior, hacemos una lista de los comportamientos por orden de importancia y elegimos el que deseamos cambiar. Solo uno. Eso es muy importante. Puede ser el que más quebraderos de cabeza nos da o podemos empezar por otro de menor importancia. En los meses siguientes veremos que según se vaya modificando el comportamiento irán cambiando otros o incluso desapareciendo. Esto supondrá siempre un paso positivo hacia adelante.

    3.    SER PACIENTE

Los cambios siempre se producen lentamente, no de un día para otro. Hay que ir muy despacio y alabar cada pequeño logro, por insignificante que parezca y por empeñados que estemos a que se solucione lo antes posible. No se puede tener prisa en esto. Más adelante se verán los resultados de manera palpable. Si nos precipitamos podemos desilusionar al niño y estropear todo el trabajo que llevamos realizado.

    4.    SER CONSTANTES

Es difícil ser constantes en esta tarea cuando solo se dan pasitos de hormiga y uno está deseando ver la conducta modificada cuanto antes, pero es necesario y muy importante ser constantes. Para no ponernos nerviosos y hacer más corta la espera podemos tomar nota en un cuaderno de los pequeños cambios que se van produciendo.Seguramente nos sorprenderemos al comprobar los avances. Y en el caso de que no los haya podremos replantearnos la cuestión y elegir otro camino. Es también importantísimos que todos los miembros de la familia o los profesores del colegio trabajen en la misma dirección.

    5.   SER POSITIVOS POR ENCIMA DE TODO

No todo lo que hace el niño es malo, también tiene sus aspectos buenos. Hay que hacer ver al niño que eso es así, que pese a que se porte mal a veces, le queremos y le apreciamos. Resaltaremos sus aspectos positivos con comentarios y gestos cariñosos, y no olvidemos que los niños siempre buscan la aprobación de los adultos, padres o profesores, aunque a veces nos parezca lo contrario.

    6.   INFORMAR AL NIÑO SOBRE EL CAMBIO QUE QUEREMOS  QUE SE PRODUZCA EN ÉL

Antes de empezar hay que tener al niño informado de lo que se espera de él, describirle el objetivo al que nos dirigimos, de manera clara para que él lo entienda, diciéndole cosas concretas que queremos que vaya haciendo. Siempre de manera amistosa y con cariño. Según sea la edad se le puede dar más o menos información.
Una vez hecha toda esta preparación previa habría que añadir la estrategia a seguir para conseguir el cambio, que puede ser mediante gráficos, recompensa...pero eso sería tema para otra entrada

Espero que esto os pueda servir de momento, ante todo, no perder la paciencia. Es lo más importante y , quizás, lo más difícil, por lo menos para mí. Y si alguna vez os ocurre, tampoco os sintáis culpables, todos somos de barro, hasta el más pintado comete errores y pierde los nervios, de modo que ...¡ÁNIMO Y A POR ELLO!


27 comentarios:

  1. Muy buena entrada Pilar: tu plan de actuación me parece estupendo para estos casos, todos nos hemos enfrentado a ellos en alguna ocasión y para mí, siempre la regla de las tres P: Paciencia, prudencia y perseverancia en el objetivo. Feliz semana. Cordial abrazo virtual, Julio Jiménez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena regla es esa, Julio. Yo también me la apunto. Un abrazo

      Eliminar
  2. qué buenísimos consejos, Pilar, eres una gran conocedora de los niños. Muchas gracias, se lo voy a pasar a mis compas. un besito, corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la fuerza tengo que conocer a los niños. Llevo media vida trabajando con ellos, je,je. Espero que los consejos les sirvan a tus compas. Besitos

      Eliminar
  3. Papá, mamá y los maestros deben trabajar en conjunto, siendo perseverantes y con mucha paciencia.
    Besosss Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que modificar la conducta de un niño es cosa de todos. Gracias por tu visita, Norma. Un beso

      Eliminar
  4. Estupenda entrada. Estoy deseando leer la siguiente entrada. Desde luego estos primreros consejos que has dado los voy a seguir. UN saludin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos son buenos consejos, lo difícil luego es ponerlos en práctica porque los nervios se pueden perder con mucha facilidad. Un abrazo, Nika

      Eliminar
  5. Es muy buena entrada y mejores consejos, pero esta hoy en día el tema de los niños que da miedo, cada vez se hace peor con ellos, y es que nacen con una tiranía...que no se yo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, los niños cada día son más respondones, los tenemos demasiado consentidos. Habría que darles más responsabilidades. Gracias por tu comentario,Inma. Un beso

      Eliminar
  6. Un gran aporte. No es facil modificar la conducta.

    ;o)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De fácil no tiene nada. Es muy difícil, pero algo se consigue, a mí me ha pasado, aunque con muchísimo esfuerzo y trabajo...y con unos nervios a prueba de bomba. Un abrazo Marilyn

      Eliminar
  7. Gracias por tus consejos, yo también creo que uno de los ingredientes principales en la educación es la paciencia, así que kilos y kilos de paciencia para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paqui por tu comentario. Tener buena paciencia es un requisito indispensable para educar porque los niños muchas veces te hacen perder los nervios. Un abrazo

      Eliminar
  8. Primero que nada, y aunque tarde, Feliz Día del Maestro!
    Aqui se celebra en setiembre.
    He leído con especial interes tu valioso texto sobre el comportamiento de los niños.
    Felicitaciones por tu aporte.
    Un abrazo grande querida Hada e infinitas gracias por tus visitas y cálidos comentarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Adriana por pasar por aquí. Yo también te doy un abrazo bien grande

      Eliminar
  9. Una entrada muy completa, interesante y útil, Pilar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Una aportación super completa e interesante la paciencia el dar el tiempo necesario y la constancia a querer sacara adelante a un niño dificil es todo un reto en las aulas para conseguirlo hay que estar siempre alerta y no desfallecer..y volver a empezar siempre. T u testimonio es directo no solo por los años dedicados a los niños sino por tu capacidad para abrirte a una enseñanza activa y divertida. Compartes ideas muy necesarias para que un curso sea fructífero. Gracias amiga un abrazo de Begoña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Abedul, Es muy difícil sacar adelante a un niño problemático, pero con paciencia se puede conseguir. Un abrazo

      Eliminar
  11. Encantada de que hayas venido a tomar el té
    Gracias por todo
    Un Beso

    ResponderEliminar
  12. Hada, que recomendaciones mas interesantes nos muestras, las voy a imprimir y se las daré a mi hija para que las lea, porque tengo dos nietos y cada uno es diferentes.
    Creo que les va ha hacer falta,
    Un beso y gracias por tus consejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me aledro que estas orientaciones te sirvan. ya me contarás qué tal han ido. Un beso, Teresa

      Eliminar
  13. Muy buenas recomendaciones PIlar, tanto para aplicar en el hogar como en la escuela.
    Buen fin de semana.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias , Sandra. Espero que a los padres y maestros les sirvan en su tarea. Un beso grande

      Eliminar
  14. exelentes recursos para mi clase muchas gracias a todos los que hacn esto posible

    ResponderEliminar