Seguidores

sábado, 17 de septiembre de 2011

¿ME CUENTAS UN CUENTO?

      
          . El niño siempre prefiere la narración a la lectura, por muy divertida que sea ésta. No es lo mismo contar un cuento que leerlo. La diferencia puede ser muy grande. Probad a contarles un cuento y a leerles ese mismo cuento, ya veréis como eligen la primera opción. ¿Razones?
  • En primer lugar la libertad del narrador para dar forma al cuento, para transformarlo si quiere, para cambiar las circunstancias, el escenario...
  •  En segundo lugar, la expresividad del cuerpo. Un cuento no solo se cuenta con las palabras, también con los ojos, las manos, la boca...y con todo el cuerpo.
  • Después pondríamos la recreación. Un cuento resulta más atractivo si modulamos la voz, si le damos un poquito de interpretación. La lectura es más rígida, y los sentimientos en ella no llegan al niño de la misma manera que si los dramatizamos
  • La espontaneidad de la narración hace que el niño mantenga mucho mejor la atención que con la simple lectura.
  • Y por último, la personalidad del narrador , que puede hacer que se establezca entre él y los niños una corriente de simpatía, de emotividad. El narrador también se puede apoyar en marionetas, títeres, ilustraciones...o cualquier otra cosa que al niño le atraiga.  Esto no lo podemos hacer con la simple lectura .
          A través de la narración, los padres, abuelitos, profesores, o cualquier persona que cuente un cuento, se acercará más a sus oyentes, compartirá su mundo  y lo comprenderá. Y el niño se dará cuenta que puede compartir sus fantasías con esa persona que le quiere.
          La narración de historias es todo un arte, pero es un arte que se puede aprender con un poco de ensayo y experiencia. Todo debe ir enfocado a deleitar al niño, a "encantarle", y ese encantamiento debe mantenerse desde el comienzo de la historia hasta el fin.

¿Y CÓMO HACEMOS PARA "ENCANTAR" A UN NIÑO CON UN CUENTO?

          No hay métodos ni sistemas para desarrollar el arte de contar cuentos, pero se puede llegar a aprender poniendo buena voluntad y siguiendo estos pequeños consejos.
  • La primera cualidad de todo buen narrador es que hay que saber transmitir, y para poder transmitir bien hay que conocer la historia  previamente, y después sentirla y creérnosla nosotros mismos. Todos tenemos nuestras limitaciones, pero hay que poner todo nuestro empeño en captar la atención porque, de lo contrario, un cuento buenísimo puede quedar convertido en algo mediocre y perder todo su encanto.
  • Mantener una cierta proximidad con los oyentes. A mí, personalmente, me gusta mucho sentarlos en círculo en el suelo, y yo con ellos, claro. Si la narración es para un solo niño se puede incluso sentar en las rodillas.
  • Mantener la tensión, a través de nuestros gestos, nuestra voz, la expresión de sentimientos ( llorar, reír, enfadarse...) onomatopeyas ( el chirrido de una puerta que se abre, el tic tac del reloj...), un silencio de espera...
  • La forma de expresarnos que debe ser clara y nítida, modulando la voz según los hechos que vayan aconteciendo. Incluso imitando la voz de los personajes que hablan.No quiere decir esto que nos convirtamos en actores, simplemente que consigamos mantener la atención y el "encantamiento" del que hemos hablado antes, rodeando el cuento de magia, de manera espontánea, y haciendo que sea agradable de escuchar.
  • Si estamos en clase elegir un rincón para la actividad y decorarlo. Que sea un sitio donde ellos se encuentren a gusto y seguros, pero si vemos que así se cae en la monotonía también se puede cambiar de sitio.
          Y a estos consejillos poemos añadir todos los que se nos vayan ocurriendo con la práctica y que nos hayan dado buen resultado. Ante todo, que ese momento sea especial, tomarlo en serio, pero no hacer de ello algo puramente didáctico, porque perdería su magia. El niño tiene que disfrutar escuchando, es lo principal. No hay que aburrirle, sino despertar, a través de nuestro contacto, su sensibilidad e imaginación.

                               

12 comentarios:

  1. Excelente entrada! Muy didáctica e interesante acerca de las narraciones. Es mucho mejor contar los cuentos que leerlos, estoy absolutamente de acuerdo. En el "contar" el cuento se ponen en juego muchas más cosas como la imaginación de la docente y niños, el cambio de situaciones o momentos dentro de la historia, la fanrasía...

    Me encantó esta entrada, gracias por compartirla con nosotros.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  2. Pilar, como te he puesto en entradas anteriores, encuentro muchas coincidencias en lo que pensamos y los intereses por determinadas actividades.
    Es interesante cuando los mismos alumnos observan las diferencias entre contar y leer, cada situación con su encanto y creatividad, pero ciertamente distintas.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. Buen día Pilar, una entrada acertada y brillante...como siempre , me encanta como enfocas lo de contar cuentos y los dibujos que pones son simpatiquisimos ..me los llevo con tu permiso !!!!
    Mi manidrazgo va viento en popa!!!! ya he conocido 16 !!! cuantos son???? tienes un Juan Carlos y Carlos o es el mismo, Juan Carlos????
    Como se llama el Colegio, estais en el mismo To
    ledo??? desde cuando estan contigo???? Tienes alguno nuevo????
    Cómo ves estoy implicada a fondo!!!!! nunca tendré palabras para agradecerte esta ocasión
    tan inesperada ...es casi volver a la docencia
    y voy a disfrutarlo intensamente. Un abrazo
    Pilar hasta pronto Begoña

    ResponderEliminar
  4. Hola Pilar, te cuento que a partir de mañana estará mi nieta de 3 1/2 conmigo durante 15 días. De acuerdo a tu experiencia¿en la web dónde hay buenos cuentos cortos?
    Gracias por tu información.
    Si no los hay inventaré historias.
    beso

    ResponderEliminar
  5. Pilar en tu correo he mandado mi presentación me supone más cómodo asi. Que tal el fin de semana???? aqui hoy no ha dejado de llover!!!! Un abrazo muy fuerte de Begoña

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por vuestros comentarios. Son muy importantes para mí

    ResponderEliminar
  7. Pilar menos mal que por lo menos mañana los niños veran mi prsentación, mi idea era que tu lo colgases directamente del correo sin pasar por mis blogs,`pero no importa... Es mi forma de trabajar..por si tengo que corregir algo...te habia mandado también la entrada que he colgado en abedul etxea por si te sirve para hablar a los niños de las escuelas de antes.... te envio
    mi correo
    mrotajau@hotmail.com
    un saludo cariñoso de Begoña

    ResponderEliminar
  8. hOLA pILAR, NO CONSIGO ENVIARTE NADA POR CORREO y no sé de donde viene el fallo lo he intentado de diferentes formas y me lo devuelven
    mira a ver si me mandas tu un correo y te contesto directamente con él. De todas formas como mañana empieza el otoño voy a colgar un cuento que se lo dedico a ellos y algun montaje más en los dos blogs ecoje lo que creas les luede gustar...A ver si conseguimos restaurar la comunicación por correo que en muchas ocasiones será necesaria, Vale??? Un abrazo muy fuerte de Begoña

    ResponderEliminar
  9. Begoña, te he mandado un mensaje a través del correo, si tienes algún problema, déjame un comentario aquí.

    ResponderEliminar
  10. Narrar un cuento es un momento mágico que disfrutan tanto los niños como el narrador.
    Me parecen muy valiosos los consejos que das para perfeccionarnos en esta técnica.

    BESITOS!

    ResponderEliminar
  11. Voy a tomar muy en serio tus sabios consejos. Un buen contacuentos debe de reunir todas esas cualidades que mencionas.

    Como se nota que trabajas con niños...

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias por tus sabios consejos de los cuales tomo buena nota, querida amiga

    ResponderEliminar