Seguidores

domingo, 13 de noviembre de 2011

EL NIÑO QUE NO OBEDECE

                                                       


          Cuando los niños no quieren seguir las órdenes que se les dan, suele generar situaciones muy frustrantes. Los padres o los educadores pueden terminar cansados de discutir o regañar, y por evitarlo, en ocasiones, hacen ellos mismos la tarea y el niño se sale con la suya.
           ¿Pero por qué sucede esto?
           Los niños ignoran las órdenes porque han aprendido el tiempo exacto que tardará el adulto en enfadarse,en desistir y en hacer él mismo la tarea que se le había ordenado. La falta de respuesta ante una orden es pura rebeldía, y muchas veces se produce porque las personas mayores no sabemos pedir las cosas.
          Vamos a ver aquí algunas soluciones que han demostrado ser eficaces y que pueden ser útiles para los niños a  los que les cuesta obedecer.


1.-SER CLARO Y CONCISO  
Debemos decir lo que queremos con palabras sencillas y comprensibles, sin dar las cosas por sentadas y limitando el número de demandas. No se puede decir "limpia tu habitación" porque el niño puede que no tenga claro lo que eso significa, en su lugar debemos pedirle cosas concretas "recoge tu escritorio" "haz la cama" "coloca los juguetes en su lugar"...enseñarle paso a paso lo que tiene que hacer. Cuando  conozca bien estas tareas, le podremos decir que limpie su habitación.

2.- SER FIRME SIN SER DICTATORIAL
No se le puede dar la elección "¿quieres limpiar tu habitación?", sino ser siempre firme,y en todo caso utilizar alguna motivación  como " Apuesto a que recoges los juguetes antes de que cuente diez"

3.-HACER QUE EL NIÑO NOS ATIENDA
Con frecuencia los niños están tan inmersos en sus juegos que no se dan cuenta ni de lo que les decimos.Para asegurarnos de que ha oído y entendido lo que le hemos dicho, le pediremos que nos mire a los ojos mientras hablamos y que repita lo que le acabamos de decir.Esta técnica es muy útil para los niños que son distraídos y prestan poca atención.

4.- CONVERTIR LA TAREA EN UN JUEGO
No olvidemos nunca que el trabajo de un niño es jugar. Si convertimos lo que queremos que haga en un juego, será muchísimo más fácil que nos obedezca. Por ejemplo "Vamos a echar una carrera, a ver en cuanto tiempo eres capaz de recoger tus juguetes. Preparados, listos, ya. Fantástico, solo has tardado cinco minutos. Ahora te quedará todo el tiempo para jugar"

5.- CONTROLAR LA TAREA QUE HACE
Esta es la mejor manera de comprobar que el niño hace lo que se le ha mandado, pero siempre de forma positiva, observándolo mientras lo hace, sin prestar demasiada importancia a los fallos y sin convertirnos en sargentos.

6.- ELOGIAR SU TRABAJO
La clave para animar al niño a obedecer es ser siempre positivo. Alegrarse de lo bien que lo ha hecho y darle siempre las gracias, reconociendo su labor. También se le puede recompensar con algo que a él le guste. Por ejemplo: "Hemos trabajado mucho esta mañana para limpiar la casa, ahora vamos a descansar en el jardín comiéndonos un trozo del pastel que tanto te gusta".

          Estas son algunas tácticas que se pueden emplear para solucionar el problema de los niños desobedientes, sin embargo a pesar de todo puede seguir habiendo niños que ignoran lo que les pedimos o que se muestran muy poco colaboradores, en esos casos la falta de respuesta a la demanda debe tener una consecuencia. Si el niño se niega, por ejemplo a recoger sus juguetes, se le puede dar esta alternativa            " Debes recoger ahora, o te vas castigado y  recoges después".  Otra táctica es guiarle de la mano hasta donde queremos que vaya o utilizar el tiempo fuera de juego, que consiste en dejar al niño apartado, sin que haga nada durante un tiempo determinado, pasado el mismo se le vuelve a dar la orden.

          Y para terminar, simplemente añadiré, que todos estos consejos se pueden resumir en solo tres palabras, "claridad, firmeza y positivismo", y por supuesto, muchísima paciencia, no perder nunca los nervios, que el niño nos vea siempre firmes en nuestro puesto, si lo hacemos así tendremos el éxito asegurado.

10 comentarios:

  1. HOla! leyendo el post parece fácil, no?? ejje...Hablo como madre de mis hijos que fueron peques y tarea difícil la de poner en práctica estos consejos. Pero "creo" que tan mal no lo hice, ya están mayores, (23 y 17) y si bien hubo momentos en que daban ganas de salir corriendo, jeeje, siempre tuve claro que tus tres palabras "claridad, firmeza, positivismo" eran claves. Y sobre todo mucho, pero mucho beso, abrazo y achuchón, como dicen por aquí....
    Beset
    sil

    ResponderEliminar
  2. Creo que en lo que más fallamos en alabar las cosas bien hechas.

    ResponderEliminar
  3. Siempre hay un termino medio y es difícil encontrarlo cuando estás implicado emocionalmente ocn el conflicto, pero nunca hay que perder la esperanza. Seguir tus consejos es una buena forma de verlo desde otro punto de vista.

    ResponderEliminar
  4. Sin duda, consejos que van a ser muy útiles para conseguir nuestro propósito

    ResponderEliminar
  5. Me encanta con la claridad con que exponés este tema.Los consejos que das...es ideal para una reunión de padres!El tema de los límites para educar es una problemática que involucra tanto a padres como a docentes.

    Que tengas una buena semana.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  6. Me parecen unos consejos muy buenos. Hay que intentar mantener la calma ante la negativa (cosa que a mi personalmente me cuesta) y después conseguir que lo hagan ellos. ¡Todo un trabajo! Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Pero qué hacemos con los preadolescentes ?, parecía que todo estaba controlado ,y de repente te das cuenta ,que esos paso ya no valen y que se te escapa de las manos

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante, pero los padres son seres humanos y a veces pierden pa paciencia muy rápido.
    Beso y gracias por pasar a saludarme muy a menudo.
    http://norma2-siempreeesprimavera-norma2.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Hola Pilar, comparto lo que expresás y lo sintetizo así: poner límites con amor
    Te dejo un gran abrazo!!!

    ResponderEliminar
  10. Muy buenos consejos! Interesante para poner todo en práctica, cuando sentimos que se nos va de las manos la situación... a no desesperar... Con amor todo se logra =)

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar