Seguidores

jueves, 9 de agosto de 2012

LOS RENGLONES DE LA MEMORIA 8ª PARTE

1 de octubre

La gemelita de Mercedes está cada vez peor. La han llevado hasta una curandera que hay cerca de la capital, que dicen que es muy buena, la mejor. Y le ha mandado que se ponga una cataplasma de cebada en el vientre y un pichón recién matado en la espalda. Pero ni siquiera eso le ha dado resultado, y la pobrecita va cada vez a menos. Yo rezo por las noches con  todas mis fuerzas para que se ponga buena, porque da lástima verla tan pequeña y tan consumida.



9 de octubre
Ya empiezan a echarse los frios ¡Cómo se nota que los días van acortando! Este tiempo no me gusta. Los días son tan chicos que la tarea no cunde y yo no tengo tiempo para jugar un ratito. A las seis o las siete ya es de noche y como hace tanto frío no me dan ganas de salir a fuera y solo apetece estar en la cocina, a la lumbre.Los hombres viene del campo y se meten en casa, no se ve un alma por la calle.¡Toda la tarde recosiendo ropa!


15 de octubre
Estoy impresionada. Esta mañana han enterrado a la hermana de Mercedes. Su salud se fue debilitando cada vez más y la diarrea al final pudo con ella. A mí, como todavía soy niña, no me han dejado ir al velatorio, pero he visto pasar el cortejo fúnebre y he oido las campanas que tocaban a muerto. Toda la familia está destrozada, se han vestido de luto de la cabeza a los pies, han cerrado las ventanas de la casa y han dado vuelta a los cuadros.
A Mercedes todavía no la he podido ver. No sale de su casa. Supongo que estará muy triste. Cuando la vea no sabré qué decirla.
El señor cura habla de un cielo para los que se portan bien y un infierno para los que se portan mal. Yo creo que la niñita muerta tendrá que ir derecha al cielo porque no le ha dado tiempo a hacer ninguna maldad.

23 de octubre
La señora Águeda es la más vieja del pueblo y parece que no se va a morir nunca. Antes de que yo naciera cumplió los ochenta años, y todavía tiene cuerda para rato. Con lo viejecita que es, sube la cuesta de la iglesia que ya quisieran otros más jóvenes.Se sabe la vida de todos los que somos del pueblo. Y conoce los hijos y nietos que ha tenido cada uno, además como le gusta tanto comadrear, se entera de los mozos que se han hecho novios, de las fechas de los partos y hasta de las peleas de casados.
Cuando paso por su casa me da galletas rancias y me pregunta qué tal está mi abuela.











Texto registrado en Safe Creative







15 comentarios:

  1. Pilar, buen día aqui me tienes, fiela no perder ni ripio de tus "entregas" !!!!! Hoy he disfrutado con la expresion:
    ....ya empieza a echarse los frios, es muy gráfica !!!!
    y descoocia totalmente lo de cerrar ventanas y dar vuelta a los cuadros, me parece
    un duelo tan profundo y sentido !!!!cuantas cosas se han perdido..en el camino del tiempo!!
    Eserando próximo capitulo !!! abrazos de
    Begoña

    ResponderEliminar
  2. La señora Águeda y yo haríamos muy buenas migas , siempre que encuentro a un viejo conocido le digo -"hay que ganas tenía de verte para criticar a los amigos" En la aldea cuando "se echan los fríos", gallinas y yo nos acurrucamos sobre los palitos.
    Tu entrada es relajante y entrañable .¡Que lástima que no puedas regalármela por la noche! es una NANA PRECIOSA.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues si, es cierto Begoña, que por el camino del tiempo se han perdido muchas cosas, además en las distintas zona se viven las alegrías y las penas de diferente manera, pero para eso están los escritos, para que no se olviden con los años...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Como se nota la época en el lenguaje, verdad? gracias de nuevo. besitos.

    ResponderEliminar
  5. Muy simpático y cariñoso tu comentario, André. Muchas gracias.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Pues si, Blanca, la época se nota en el lenguaje, las costumbres y muchas cosas.Gracias por pasar por aquí.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Vaya... a veces no valoramos la suerte que tenemos por vivir en esta época: sanitaria, cercana a la igualdad... Me encanta!!!

    ResponderEliminar
  8. Pues si, Miren , aunque las cosas no nos vayan muy bien últimamente, ya ves que hubo generaciones enteras que lo pasaron mucho peor.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. He conocido tu blog a traves de NOrma2 y me parece tan precioso que me quedo y me hago tu seguidora y te invito a que visites el mio.

    tremendita-tremendita.blogspot.com

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Creemos que estamos mal pero siempre hubo y habrá gente que esté peor que nosotros, besitos mágicos.

    ResponderEliminar
  11. Si, Brujita, nuestros abuelos seguro que lo pasaron peor

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Cuando era niña en mi barrio murió una amiguita, recuerdo que quedé impresionada, creía que sólo los viejos morían.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  13. La muerte siempre es difícil de aceptar, pero cuando se trata de niños o de gente joven es mucho peor.Disfrutemos la vida mientras se pueda.

    Un abrazo Adriana

    ResponderEliminar
  14. Me encantó!! No conocia lo de voltear los cuadros!! Que misteriosa es la muerte para los niños.

    Un abraXo!

    ResponderEliminar
  15. Los niños viven la muerte de manera diferente a los adultos. Cuando yo era pequeña pensaba que tenía que ser a la fuerza algo que dolía mucho.

    Un abrazo, Marilyn

    ResponderEliminar