Seguidores

miércoles, 5 de septiembre de 2012

LOS RENGLONES DE LA MEMORIA 16ª PARTE

20 de mayo
Una tormenta ha destrozado el nido que las cigüeñas habían hecho en la torre de la iglesia. Ha sido una lástima porque todos los huevos se han caído y ya no habrá posibilidad de que nazca ninguno. Los padres se han ido y ya no se les ha vuelto a ver.
Ya es seguro que me pondrán a servir. Ayer fuí con mi madre hasta la Casa Grande. Jamás he visto cosa igual.¡Qué lujo! Las ventanas con cortinas, los suelos con alfombras, las lámparas de cristales relucientes,una sola habitación era tan grande como mi casa entera...¡Qué barbaridad! La señora y mi madre han estado hablando de las condiciones. Quieren que acompañe a su hija porque no puede salir a jugar y se siente muy sola, estaré con ella la mayor parte del día ( incluso cuando reciba lección), y el tiempo que me sobre tendré que echar una mano en la cocina o donde me digan las otras criadas. Mi madre ha aceptado, pero se que a ella le cuesta tanto trabajo separarse de mí, que le ha suplicado para que las noches, por lo menos, las pase en casa, y los días que tengamos alguna fiesta tradicional pueda estar con toda la familia. A la señora le ha parecido bien y el día uno del mes que viene empiezo.

23 de mayo
No hago más que darle vueltas y vueltas a lo del trabajo. Bueno,pasando las noches en casa ya  no me importa tanto. Mi abuela me ha contado que a ella la colocaron con una señora anciana, muy rica, cuando solo tenía seis años: "Día y noche, siempre con ella, hija mía. Sin ver a mis padres más que cuando me daban algún día de permiso...¡Puedes dar gracias  a Dios de la suerte que has tenido!Acompañando a una niña de tu edad tendrás más tiempo de juegos que de trabajo. Seguro que estás mejor que aquí.No te pongas triste, ya verás lo contenta que vas a estar y a nosotros nos tendrás al lado".
Ahora que lo pienso, tiene razón la abuela. Todo el mundo me da ánimos, mi madre, mi prima Pura, la señora maestra, todos menos Mercedes y Adela, que piensan que me voy a olvidar de ellas y dejaremos de ser amigas.No saben lo equivocadas que están. Siempre que tenga ocasión, iré a verlas, estoy segura de que las echaré de menos.

26 de mayo
Hoy me ha llevado mi madre a conocer a la niña rica. Una criada nos ha metido en un salón a  la niña y a mí, y nos ha dado para merendar leche con bizcochos. Nos han dejado solas para que hagamos amistad. Yo no sabía qué decir, nadie me había dicho cómo comportarme en estos casos. Estaba cohibida y muy nerviosa:
-¿Cómo te llamas?_ me ha preguntado
-María ¿y tú?
-Esther ¿Te gusta la  merienda?
-¡Oh, está riquísima!
- Cuando terminemos te llevaré al cuarto de juegos. Quiero enseñarte mis muñecas.
Y me enseñó eso y otras muchas cosas, sin que yo pudiera salir de una sorpresa cuando ya estaba en otra ¿De dónde habrían podido salir todas aquellas preciosidades?
Ahora es de noche y no puedo pegar ojo. Pienso en tantas cosas como he visto, pero también pienso en Esther. Me da lástima verla en esa silla de ruedas, sin poder correr, ni saltar, y más habiéndome parecido una muchacha dulce y muy tratable. Se ve que ha vivido siempre entre gente mayor y nunca ha tenido con quién jugar. está deseando que me quede con ella. No le importa que yo sea pobre. Creo que llegaremos a ser buenas amigas.

Texto registrado

12 comentarios:

  1. Qué bonito, y eso que ahora mismo me recordaban a Heidi y Clara. Un saludo Hada

    ResponderEliminar
  2. Lo mismísimo me ha pasado a mí, según lo leía... es que tiene muchas similitud, verdad?, y eso que yo no veía Heidi porque me parecía una ñoñez, jajajaj. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay veces que los relatos nos recuerdan otros relatos, pero aunque aparezca alguna similitud es diferente.

      Un beso

      Eliminar
  3. Me gusta mucho como expresa sus sentimientos, su admiración ante todo lo que ve...la anecdota de la abuela me ha encogido el corazon , 6 años
    y la Dama de compañia de una anciana..y en una casa para la pequeña sin el calor de los suyos..
    me parece subrealista !!!!! y que en el año 2000 corremos el riesgo de retroceder a situaciones similares !!!!! el mundo está podrido!!!!!pero no nos callaran, la calle y la palbra son nuestras !!!!! perdona la planfetada !!! pero me sale del corazon que echa chispas!!!!! Un abrazo Begoña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada que perdonar, Begoña, porque yo también echo chispas de pensar como está quedando todo. Parece mentira que estemos en el siglo XXI y se estén estableciendo estas diferencias entre pobres y ricos, y lo que es peor...¡cada vez más!Como bien dices, el mundo está podrido
      Espero que nunca lleguemos a la situación que vivieron nuestros abuelos en su infancia.

      Besitos

      Eliminar
  4. Pues la verdad es que tenéis toda la razón, sin embargo creo que la situación está peor que entonces. Antes al menos había casas en las que limpiar y llevar unas pesetas o unos reales a casa, ahora ni eso. Un besote y enhorabuena por el relato, ya sabes que soy una de tus fans incondicionales jajaja.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Arancha. Un beso también para tí

    ResponderEliminar
  6. Hola Pilar!! Estuve leyendo los tres últimos capítulos para ponerme al día y cúantas novedades encontré, el relatose pone cada vez más interesante.
    Aquí no para de llover y creo que tomaré esa idea de andar por la ciudad tirando sal,de lo contrario nos vamos a transformar en hongos!!

    Un beso grande y buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  7. Me alegro que te guste el relato. Por aquí nos vendría muy bien un poco de lluvia. Hace meses y meses que no cae una gota. De seguir así tendremos problemas muy pronto con el abastecimiento.

    Bueno, que tengas un feliz din de semana también, Sandra

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  8. Me gusta su optimismo y verla tan contenta. Seguro que se hace muy amiga de Esther.¿Qué será lo siguiente? Un besito.

    ResponderEliminar