Seguidores

domingo, 16 de diciembre de 2012

LA FELICITACIÓN DEL REY MELCHOR




¡Una vez más la Navidad está aquí! ¡Una vez más tendré que ponerme a trabajar para llevar un poquito de ilusión a los niños de este maltrecho planeta que llaman Tierra! Ya me siento un poco mayor, mis cabellos se han cubierto de canas y siento que las energías no son las mismas. ¡Ah, necesito una jubilación! Pero hoy por hoy no hay nadie que me sustituya, de modo que mientras no aparezca alguien más joven y brioso, tendré que seguir al pié del cañón.

¡Ah, cuántos recuerdos me traen estos villancicos que suenan ya por todos lados!
Las navidades van cambiando con los años, lo mismo que nuestras maquinarias. Recuerdo que hace 40 o 50 años no llegaban hasta el día de la lotería, 21 o 22 de diciembre, sin embargo los preparativos empezaban mucho antes. Las tiendas se llenaban de figuritas, de espumillón y bolitas de colores para hacer los belenes. Muchas veces ví a los niños acercarse a los campos o lugares sombríos de las ciudades para coger musgo y tierra. El río lo hacían con papel de plata y la nieve con un poquito de harina esparcida. Las figuritas se ponían con mucho esmero y se cuidaba hasta el más mínimo detalle. El Belén ocupaba un lugar destacado en los humildes comedores de las casas.

 Era costumbre visitar a los amigos para felicitarles las fiestas y se les sacaban unos bollitos de aceite y una copita de anís, después se les invitaba a ver el Belén. ¡Uy, los bollitos, estaban deliciosos! Las mujeres los hacían en los hornos especiales de las panaderías. Los días previos a la Navidad se llenaban de madres de familia que querían tener sus dulces hechos a tiempo para la Nochebuena. Cuando repartíamos los juguetes ¡yo me ponía las botas! Soy el más goloso de los tres.
¿Pero qué es esto que veo por aquí? ¡Una felicitación de Navidad!














Hoy ya casi no se utilizan, con Internet se han ido perdiendo estas cosas, pero a mí me gustaba más antes, cuando se mandaban felicitaciones de puño y letra, a través del correo ordinario, con un sello que se compraba en el estanco. ¡Lo que ha cambiado todo! Menos mal que los niños aún nos siguen mandando las cartas escritas por ellos mismos...Aunque me temo que eso, con el tiempo, también se perderá. Como está ocurriendo con el aguinaldo
¿Os acordáis todos los que tenéis de 40 o 50 para arriba cuando salíais a pedir el aguinaldo por las casas? jajajaja....Quedábais en grupitos con los amigos y recorríais el vecindario con la pandereta y la zambomba. Cuando en alguna puerta os daban unas monedas las gastábais en caramelos y chicles que eran las únicas chucherías de entonces. ¡Menuda juerga!
Pero el aguinaldo no solo lo recibían los niños, también los empleados públicos ( servicios de limpieza, mantenimientos...), los maestros, los trabajadores de fábricas, empleados domésticos...Era una buena costumbre
¡Uf, qué barbaridad! ¡Qué nostálgico me he puesto! Pero seguro que los maduritos que pasáis de los 40 también. Es verdad que los tiempos cambian, las personas y las circunstancias también. Nos ocurre hasta a los Reyes, si no , fijáos en estas canas ¿acaso creéis que las he tenido siempre? ¡Yo también fuí joven y apuesto! Pero lo importante, por muchos años que pasen, es que jamás se pierda el espíritu navideño de paz y solidaridad.


FELIZ NAVIDAD A TODOS
Y SED BUENOS PARA QUE EL DÍA DE REYES PODAMOS SER GENEROSOS
Vuestro siempre,
El Rey Melchor

16 comentarios:

  1. Snif,snif, me encanta la felicitación del Rey Melchor.¡Cuántos agradables recuerdos de la niñez! Un besazo por ponérnosla.

    ResponderEliminar
  2. Ayer pude ver y leer la carta a los Reyes Magos de mis nietos, como otras cartas de niños ilusionados, era para enmarcar, le habían puesto sus tres regalos para cada uno de los reyes: un caramelo, un globo y un adorno. Un pena que el tiempo pase y que se vuelva difícil.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bonito! Una felicitación super original!Un beso y abrazo fuerte, ¡Que pases una Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  4. Preciosa tu felicitación. Como bien dices los tiempos cambian y hasta la manera de felicitar nos gusta que sea original, lo único que se mantiene es la inocencia e ilusión de los mas pequeños. Felices Fiestas!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. yo también te dejo mis mejores deseos para estas fiestas y que sigas tan creativa como siempre

    ResponderEliminar
  6. Querida "colega" que carta mas emotiva !!!! todo todo lo que cuenta Melchor resuena profundamente con ecos del pasado y recuerdosentrañables....Feilces fiestas para toda tu familia un abrazo navideño de Begoña

    ResponderEliminar
  7. Los preparativos navideños han cambiado aunque yo también me gustaría verlos como hace 50 años atrás pero como ni estamos rodeados de las mismas personas nos adaptamos a los nuevos cambios e intentamos no perder el espíritu navideño.
    Unas felices fiestas de navidad y que disfrutes con los tuyos con tu toque personal de otros tiempos

    ResponderEliminar
  8. ¡¡¡PRECIOSO, PRECIOSO, PRECIOSOOOOOOO!!!!!!!

    Es una verdadera delicia que me llega a lo más profundo de mi alma.
    Es maravilloso lo que reflejas en el texto, en estos tiempos tan difícilisimos.
    Gracias por evocar el espíritu navideño, la ternura, sobre todo, la esperanza tan necesaria y positiva ahora...
    Que estas fiestas sean para tí estupendas rodeada de los tuyos y que el año 2013 sea portador de bienestar, e ilusión para compartir esa magica pluma tuya con que nos deleitas a todos.
    Amistosamente.

    ResponderEliminar
  9. Lamentablemente por aquí nos estamos olvidando de los Reyes Magos. Le hemos abierto las puertas a Papá Noel. Qué bonita era la mañana del 6 de enero, todos los niños salíamos a la vereda con los regalos recibidos.
    Felices fiestas y mis cariños para ti

    ResponderEliminar
  10. Hermosa entrada, llena de magia.
    Un placer visitarte.
    Querida Hada te deseo una bella y luminosa Navidad.
    Abrazos muchos.

    ResponderEliminar
  11. Me trajiste hermosos recuerdos con esta entrada y felicitación tan original.
    En mi niñez los reyes eran los favoritos , ahora han sido desplazados por Papá Noel.Pero lo importante es que continue la magia en los niños y que los grandes sepan alimentarla.

    Querida Pilar te deseo lo mejor para vos y tu familia en estas fiestas.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  12. Pilar lo que he disfrutado leyendo la felicitación del Rey Melchor, soy un poco más joven pero me has traído muchos recuerdos, que suerte que tengas enchufe con ellos y te hayan hecho llegar esta carta, un besete wapetona

    ResponderEliminar
  13. A ver, a ver, que voy un poco retrasada con mis comentarios y no me van a echar nada los reyes. No se lo digas a Melchor, que es mi preferido. Una entrada preciosa. besitos.

    ResponderEliminar
  14. Me has hecho suspirar!! Cuantos bellos recuerdos! Cuanta magia en tus escritos!
    Lo máximo para ti en esta Navidad y Año Nuevo,
    un abraxo!

    ResponderEliminar
  15. Hola wapa, se acerca la Navidad y todavía no me había pasado a desearte una Felicisima Navidad, espero que disfrutes mucho de estos días junto a tu familia. Un besazo enorme

    ResponderEliminar
  16. He disfrutado leyéndote , has conseguido evocar aquellos años en que los villancicos eran todos para mí porque era niño , y tu has conseguido sacar de nuevo , hacer aflorar los restos de niño que perdurarán para siempre en mí.
    ¡Gracias por las emociones que me has hecho vivir.
    Feliz Navidad

    ResponderEliminar