Seguidores

viernes, 7 de noviembre de 2014

¿POR QUÉ PIERDEN LOS NIÑOS EL INTERÉS POR LA ESCUELA?


Hace tiempo que no escribo en el blog, la ley me tiene entretenida el tiempo del trabajo y el que tendría que ser tiempo libre. Nuevas programaciones, nuevos modelos, nuevos libros de texto, otras propuestas curriculares, metodología...en fin, un montón de cosas que apenas nos dejan tiempo para respirar y para pensar en lo que debe ser lo realmente importante en educación: el niño.

Todo se hace para él pero sin tenerle en cuenta en absoluto. ¿Hemos hablado en algún momento de sus intereses? ¿Hemos partido de sus inquietudes, de sus juegos, de sus preguntas para, a partir de ellas, crear nuevos aprendizajes? ¿ Alguien cree que a un niño de 8 o 9 años le puede interesar saber qué es una fracción decimal o las estructuras sintácticas que aparecen en las oraciones?

En los dos meses que llevamos de curso, con los libros de texto nuevecitos en mis manos, adaptados  a la última ley, hablando de innovación educativa, de Inteligencias Múltiples, de Aprendizaje Cooperativo y de Proyectos...veo que hemos avanzado poco, porque siguen estando llenos hasta no poder más de contenidos y más contenidos. Con un tiempo establecido para meterlos en la cabeza de los niños, a la carrera y sin asimilar muchas veces, sin que puedan comprobar su avance y disfrutar de ello .Me recuerda el trabajo en serie de las fábricas cuando, por la cinta, van pasando las cajas que se llenan de contenido, y se cierran para dar paso a otra y otra....Así, el niño que es despierto o está algo más maduro, llega, al que le cuesta un poco más suda tinta, ¡pobre hijo mío!, para alcanzar el suficiente en el mejor de los casos. Crece el aburrimiento en ellos, el descuelgue, y  no sólo eso, también la desmotivación del profesor  que tiene que ir a la carrera, contra reloj para terminar el curso dándolo todo, y dejándose en el camino sus ilusiones.
Ante este panorama ¿ cómo no van a perder los niños las ganas de aprender? Precisamente ellos que son curiosos por naturaleza deben tener derecho a hacer todas las preguntas que les inquieten, y a partir de ellas ir a otras, despertando su curiosidad por conocer el mundo que les rodea, descubriendo sin necesidad de presiones, cada uno a su ritmo, sin homogeneizar, sin estar pendientes de notas ni evaluaciones ni tener que aprender las cosas en un tiempo establecido.

Varias son las leyes educativas que he conocido en mi vida profesional ,y en poco se diferencian unas de otras, en este aspecto que estamos hablando. Todas han salido de arriba y sin tener en cuenta, como base real, a los dos únicos protagonistas de todo proceso educativo: el alumno y el  maestro. Y si la educación en este país todavía se mantiene en pie es gracias a este último. Al humilde y pobre maestro que trabaja siempre pensando en el bien de su alumno, sin conocer horarios.

Por lo que a mí respecta, ya he tenido dos meses de contacto con lo nuevo, un tiempo más que suficiente para reflexionar y decidir que, en mis clases, los niños tienen que seguir siendo felices, y no vamos a estar bajo la presión de ningún libro de texto que nos marque el camino y nos agobie con mil y una actividades y propuestas. Haremos lo que se nos pide en la ley, claro que sí, pero con sensatez y sobre todo, sobre todo, con corazón.

Desde hace unos días, los últimos cinco o diez minutos de clase, antes de que se vayan a casa, les hago reflexionar y les pregunto: " ¿Qué hemos aprendido hoy?" Muy poquitos me hablan de los contenidos establecidos en el currículo, la mayoría da más importancia al respeto a los demás, al diálogo, la colaboración, el trabajo juntos, el esfuerzo...¿Hay algo más valioso que eso?

27 comentarios:

  1. Cualquier ley educativa que no sea consensuada con todos los grupos políticos y toda la comunidad escolar no tiene razón de ser, más pronto que tarde será apartada y volveremos a empezar de nuevo, ese es el verdadero fracaso de la educación en España.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que hasta que la Educación no salga de la política, seguiremos vapuleados de un lugar a otro, a capricho del dirigente de turno. Necesitamos que a la cabeza estén buenos profesionales, que velen por la Educacción y no por otros intereses. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Estoy completamente de acuerdo con tu entrada, Pilar. Yo también voy a dejar de lado un poco los libros de textos que por muy nuevos que sean poco nos aportan. Un beso y muy buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, Ana. Los libros son solamente un recorso más y como tal deben ser tratados y no seguirlos al pie de la letra. Besos.

      Eliminar
  3. Bueno, Pilar, yo juego con ventaja, mis peques siempre entran y salen contentos y si no es así es porque, los pobres, traen mochilas varias de casa. No tenemos libros desde hace años y estamos más que contentas de haber tomado esa decisión.

    Por problemas de salud, dejé infantil y me fui a primaria, pero volví a infantil. La estructura tan rígida de libro, ejercicio, examen, libro, ejercicio, examen... que existía en el cole me puso los pelos de punta. En 5º de primaria los chavales no habían tenido un sólo debate, no habían hecho una tutoría para solucionar conflictos entre ellos, no habían trabajado jamás en grupos de trabajo.
    Intenté cambiar algunas cosas, pero ni la clase, ni mis compañeros-as aceptaban los cambios, era la rarita del ciclo. Me quedé tan horrorizada que decidí que la salud mental era más importante que la física, pues la física tiene remedios conocidos, pero la mental es básica para vivir en armonía, así que me fui a infantil y estoy disfrutando como una niña de 3 años.

    No puedo estar más de acuerdo contigo en todo lo que dices y para corroborarlo. mi experiencia.

    Mil besos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Madre mía! Tu comentario da para hablar largo y tendido. Siempre he envidiado a las profes de infantil y su manera de trabajar ( bueno, solo a las que, como tú, dejaron apartadas las tediosas fichas y decidieron trabajar sin libros). Y siempre me he preguntado porqué al llegar a Primaria todo cambia. Es mi caballo de batalla desde hace años. He tenido niños de 5º y 6º y me he sentado con ellos en asamblea, todos en círculo, en el suelo, dejando salir nuestras inquietudes, experiencias, pensamientos...Ahora tengo 3º, y también lo seguimos haciendo, y contamos cuentos, y escribimos a los personajes, algunas veces les visita alguno y les da la clase de matemáticas, por ejemplo....¡No te puedes dar una idea de la felicidad que se ve reflejada en sus caritas cuando algo mágico ocurre en la clase!¿ Qué libro puede ofrecer eso por muy bien diseñado que esté? ¡En fin, se podría hablar tanto! Sólo decirte que me alegro de que estés ahí, con tu manera de pensar y de hacer, y que espero que sean muchos los niños que tengan la suerte de caer en tus manos. Un abrazo grande, Blanquita.

      Eliminar
    2. eres un cielo y una inspiración. Si alguno-a de mis compas de primaria te leyeran con la intensidad con la que yo lo hago... otro gallo cantaría. Les queda mucho por aprender!!! y eso que ya tienen bastantes años de experiencia, pero han perdido la ilusión de enseñar, o no la han tenido nunca, que es todavía peor.
      Sólo les reconozco con quejas, lamentos y rutina aburrida que les aburre a ellos y a los chavales. No soy capaz de entenderlo, te lo juro.
      Yo estuve en el ciclo inicial, hace muchos años, durante 12 años seguidos y jamás usé un libro, es más los desterré yo del colegio, el mismo en el que estoy, fíjate!!!!

      Adopté un método globalizado para enseñar a leer y escribir que tenía unos resultados de lectura comprensiva maravillosos. Todo el mundo estaba encantado, profes de cursos posteriores, padres, niños... Me destinaron a otro sitio y entonces llegó un impresentable que dijo que eso era un lío y que lo mejor era la cartilla. Y volvieron a la prehistoria en cuestión de segundos. Siguen en la prehistoria, pero un poco más adornada.
      Tu te lo crees??
      La vocación y las ganas de aprender y hacerlo bien es lo único que impulsa la educación positiva y profunda, pero eso... casi nadie lo entiende, empezando por los de arriba del todo.
      Un besote, cielo, y espero no haberte dado mucho la vara.

      Eliminar
  4. Te entiendo perfectamente. A veces pienso que quienes elaboran esas leyes, esas currículas nunca estuvieron frente al aula...bueno...estoy segura.
    Besos hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/11/reproducciones-de-obras-de-arte-hechas.html
    e dal
    http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com.ar/2014/11/quien-es-miguel-repiso.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo pienso yo, que las leyes sin tener en cuenta la realidad de la escuela, y lo malo de ello es que no veo que vaya a cambiar. Un besote muy grande, Norma.

      Eliminar
  5. Como abuela de alumnos que tienen que "dar" los libros que a las altas "jerarquias" se les mete en la cabeza te diré que estoy totalmente de acuerdo contigo, los libros traen mas cantidad que calidad y tenemos "pululando por las clases esos seres raros y mágicos llamados MAESTROS/AS que se parten el alma por sus alumnos y aún tienen que soportar que se les oblique a dar todo el mamotreto de los libros que en malahora han impuesto,yo estoy a vuestro lado y le doy gracias a Dios porque todavia hay rara avis como son ustedes, que Dios os bendiga a todos y todas un abrazo de una abuela agradecida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Antonia, lo que marca la ley no hay más remedio que hacerlo. Pero en mi opinión sigo pensando que son muchos contenidos, por eso hay que hacerlo de manera atractiva, teniendo en cuenta que estamos trabajando con niños y no con adultos en pequeño. Un beso muy grande y que sigas siendo esa magnífica abuela para tus nitecitos.

      Eliminar
  6. Muy de acuerdo con tus valoraciones Pilar, nos han metido en una carrera loca con más contenidos que, a la carrera, hay que tratar de imbuir a los chicos y sin apenas opción a la creatividad y los intereses de los niños. Pero, en fin, ahí estamos nosotros para priorizar y entender que nunca ese libro, ese nuevo libro sea quien nos haga andar de cabeza y a remolque. Espero que no te dilates tanto en el tiempo y disfrutemos con asiduidad de tus aquilatadas reflexiones.
    Un saludo y feliz semana,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Julio. Yo también espero poder dedicar más tiempo a estar con vosotros. Un abrazo

      Eliminar
  7. Querida Pilar has dado con el dedo en la llaga ¿Que más se puede agregar a tu brillante reflexión?
    Solo decir que con maestros como vos ,que puedan volar más allá de los contenidos y de los nuevos cambios que nunca son de fondo sino de forma, que puedan dejar su corazón enseñando para la vida y no para la escuela... aún hay esperanzas!!

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué bonitas tus palabras! La verdad es que he pasado dos meses un tanto desorientada, con tanto cambio y tanta novedad, pero ya me voy encontrando otra vez a mí misma, y como bien dices, lo primero es llegar al corazón de los niños, el resto ya vendrá después. Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  9. Mi más sincera enhorabuena Hada, creo que tu preocupación por el aprendizaje, las necesidades de los pequeños, verlos felices (para mi es fundamental), y tus ganas de trabajar, lo dicen todo.Felicidades!!
    ¡Qué suerte la de esos pequeños caer en tus manos!
    Un beso
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias , Marisa. Tus palabras son muy alentadoras. Un abrazo.

      Eliminar
  10. He descubierto tu blog y me encanta!!! alimentemos y dejemos fluir la creatividad de los niños, siempre dispuestos a dejarse maravillar con las cosas sencillas del día a día. Enhorabuena por tu blog. Te siguo :) un abrazo, Hada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida a esta gran familia, Patricia! Espero que disfrutes con las lecturas. Un abrazo.

      Eliminar
  11. Como siempre tus entradas no dejan indiferente a nadie. Gracias por llevar a los niños la felicidad y las ganas de aprender. ¡Qué suerte tienen de tener una profe como tú!. Besos y enhorabuena por tu trabajo.

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias, Paqui, por tu visita y comentario. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Hola: acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho la variedad de temas que tratas vinculados con la educación. En este momento me interesan mucho este tipo de reflexiones por lo que he creado un blog dedicado a los jóvenes y al uso que hacen de las nuevas tecnologías. Te invito a visitarlo: http://cativodixital.blogspot.com.es/ Si quieres seguimos en contacto. Yo ya me hice seguidora de tu blog.

    ResponderEliminar
  14. ¡Ya añorada tus posts! Y sí, el sistema educativo ha cambiado poco. No deja espacio a la creatividad del niño ni da cabida a que desarrolle sus talentos.

    ResponderEliminar
  15. Gracias por formar parte de mi grupo de amarillos
    Un Beso

    ResponderEliminar
  16. Qué alegría!!! ver por escrito , mis pensamientos, sentimientos y emociones acerca de la educación. Estoy de leyes, ponderaciones, porcentajes hasta el mismísimo moño... y lo que más me duele es el tiempo perdido en tantísimos papeles que al maestro de vocación no le sirven para nada.Yo tengo la suerte de trabajar sin libro y cada año me doy cuenta que ha sido lo mejor que he hecho en mucho tiempo.
    Gracias por tu reflexión Hada de los cuentos.

    ResponderEliminar
  17. la motivacion es importante pero por que si nos dan lecciones y aprendizajes por que no las siguen o seguimos

    ResponderEliminar